#8M Día Internacional de la Mujer

Otro Día Internacional de la Mujer que nos encuentra hartas y enojadas.

Por ser noticia de una violación en grupo.
Por ser noticia de una desaparición.
Por ser noticia de que un varón nos manoseó en la calle o en un supermercado.

Pero también estamos cansadas de que no nos reconozcan. Que no reconozcan nuestro trabajo. Que les de lo mismo o qué directamente no les interese.
Cansadas de que no se cumplan las leyes que conquistamos para que el sistema machista y patriarcal nos permita estar: en los escenarios, en las comisiones directivas de instituciones y clubes, en el Estado. Ese mismo que muchas veces nos violenta en vez de protegernos.

Cansadas de la indignación selectiva. Un femicidio o una violación son la punta del iceberg de las violencias hacia las mujeres y feminidades.
Por debajo de eso nos violenta que nos toquen el culo en el boliche, que nos griten cosas en la calle, que reenvíen nuestras fotos, que compartan videos porno o que se rían cómplices cuando uno de ustedes, varones, hizo algo de esto. Porque a nosotras alguien alguna vez nos violentó pero ustedes nunca son o no tienen ningún amigo violento. No dan los números.

Por esto y por tanto más, paramos, marchamos, rondamos.
Por esto y por tanto más no nos digan feliz día. Feliz será cuando no tengamos más miedo de ser.
Por esto y por tanto. Porque la deuda es con nosotras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.